sábado, 17 de marzo de 2007

¿Por qué...

...el diario Clarín en la tapa de su edición de hoy afirma que "La ola de robos en countries no para"? ¿Por qué insiste, si sabemos que la realidad es más compleja y no se mueve de manera tan oscilante? La Nación le da un tratamiento similar al caso, aunque sin apelar a la remanida figura de la ola. En un recuadro que acompaña la apertura de la sección Policía del gran diario argentino, el ministro de Seguridad bonaerense, León Arslanian, hace una reflexión inteligente sobre esta supuesta ola. Reitera un concepto que ya había planteado en una entrevista con Página/12 publicada el domingo 4 de marzo.

Había dicho aquella vez: "No sé por qué motivo creen que los countries no pueden ser víctimas de delitos contra la propiedad. Mencionan 15 hechos (N. de R.: hoy suman 18) como denotativos de un estado de cosas terrible. Es muy poco serio. En la provincia de Buenos Aires hay, aproximadamente, 100 mil casas en barrios cerrados. No creo que el robo en 15 de ellas merezca el espacio desmedido que le otorgaron los medios. Esta actitud de los comunicadores contribuye notablemente a la alarma social. Y es muy difícil de contener o contentar con medidas gubernamentales, porque la realidad es que nosotros no vamos a llegar a tener una sociedad sin delitos. Si los medios no entienden que generando alarma no van a producir resultados, perdemos el tiempo todos. Muchos exigen la seguridad de Suiza sin advertir que viven en América latina. Se construyen sus fortalezas, se encierran en sus countries. Y creen que eso es una patente de inmunidad absoluta. Nada les debe pasar porque son ciudadanos que tomaron todos los recaudos".

¿No será la realidad demasiado importante como para dejarla --dejárnosla-- en manos de los periodistas?

3 comentarios:

La spectatrice dijo...

Coincido con vos, Lord Henry, en que los medios adoptan una postura alarmista que simplifica (por no decir "distorsiona") la realidad.

El tema de los asaltos es particularmente interesante en este sentido porque evidencia el funcionamiento de la mentalidad burguesa. Me refiero a ese temor permanente en torno al "bienestar" de nuestra propiedad privada (por momentos, da la sensación de que lo único preocupante en nuestro país es el peligro de que nos roben) y a esa abulia típica que nos impide analizar las verdaderas causas de "la ola delictiva" más allá de la conocida cantinela sobre "la falta de seguridad".
¡Saludos!

donald dijo...

Dejenlos, así cobro derechos de autor!!!

Carlos Escamilla dijo...

reformas
masajes