sábado, 10 de marzo de 2007

Redistribución

A través de Mide/No mide llegamos a dos post que cuestionan la suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias que anunció el Gobierno esta semana. Uno en Economista Serial Cronico y el otro en Homoeconomicus. Les recomiendo que los lean, pero básicamente plantean que la medida sólo beneficia a quienes más tienen (trabajadores que ganan más de 3 mil pesos) y le quita al Estado unos 1.500 millones de pesos anuales que podrían utilizarse para otra cosa (subsidios para desocupados, propone Tavos).

La medida por sí sola no me parece desacertada. Si la clase media paga menos impuestos aumenta su salario de bolsillo, lo que se vuelca al consumo y produce aquel círculo virtuoso del que tanto se habla: más consumo, más producción, más empleo.

En esta Argentina post 2001 se produce un fenómeno que tal vez no tenga antecedentes en la historia del país: el de los trabajadores pobres. Gente que tiene empleo pero que, sin embargo, no gana lo suficiente como para salir de la pobreza. Por eso la cuestión central es la redistribución de la riqueza. Esto, para ponerlo en términos sencillos, significa sacarle a los que más tienen para darle a los que menos tienen.

En este sentido sí faltan muchas cosas. Una de ellas es la reforma de un sistema tributario regresivo. Por ejemplo, modificando el IVA, impuesto que grava el consumo y que, por lo tanto, golpea directamente sobre quienes menos tienen. Otra, como explicó Maximiliano Montenegro en Página/12 de ayer, es la renta financiera. "Aun con las nuevas deducciones, un asalariado con un sueldo de 10 mil pesos mensuales pagará 1.755 pesos mensuales de Ganancias. En cambio, un rentista que cobra esos 10 mil pesos mensuales en intereses de un plazo fijo no tributa ni un centavo de Ganancias", escribió. Por ahí pasa la cuestión.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo. Una reflexión: por primera vez en muchos años la política le marca la cancha a la economía. En politica hay un concepto que muchos analistas políticos olvidan, es "correlación de fuerzas". La cuestión es cómo se va acumulando poder para avanzar, desde la política, sobre supuestas premisas económicas. Si la sociedad no se compromete y organiza es muy lento este avance. Grande Henry, siempre elo tu blog

cicuta dijo...

Muy buena propuesta la de los post. Son interesantes para iniciar una discusión que tiene demasiados matices como para ponerse a bajar línea. De todas maneras me parece que la cosa viene por el lado que dice Montenegro en P12. Otro dato a tener en cuenta es lo que planteás, la clase media gasta y de alguna manera la guita se recicla. En todo caso, me parece, un problema mucho más grave es la guita que se llevaron los bancos, que con la crisis no perdieron un mango, apenas algo de prestigio y gracias a la poca memoria y a la bonanza lo están recuperando. Otra medida a discutir sería bajar el iva, pero no es tan sencillo como aparenta. De todas maneras (el mal menor) otros gobiernos ni eso concretaban, solo favorecían a los grupos económicos más concentrados.
Salu2.

cicuta dijo...

Como mi aporte y el de anónimo entraron casi al mismo tiempo no lo vi hasta que había enviado el mío. Comparto su visión política. Es un punto de vista muy interesante. Salu2

Carlos Escamilla dijo...

reformas
masajes