jueves, 9 de noviembre de 2006

Cuatro goles, miles de sospechas


Boca y Gimnasia continuaron anoche un partido que había empezado hace dos meses. La barra del Lobo amenazó a los jugadores, que nunca pusieron la pierna y despertaron toda clase de suspicacias. Boca hizo dos goles en off side y le regalaron un penal al minuto de juego. Como escribió Sasturain en Página/12, dan ganas de vomitar.

Es ingenuo pensar que un negocio que mueve tantos millones no esté roñoso. A esta altura de las circunstancias lo único que nos mantiene atados al fútbol es la ilusión: si el domingo Bustos Montoya se despierta iluminado y enmudece a la Bombonera con tres goles en 15 minutos no hay árbitro, barra o guita que alcance. Pero esas cosas son demasiado infrecuentes...

3 comentarios:

G.F. dijo...

Acabo de subir lo mismo, siento asco y a la vez verguenza de ver como todo el mundo que tiene incumbencia se sigue haciendo el desentendido con Grondona, quien ademas de estas cosas, no para de cagarnos y vendernos en los mundiales. Abrazo. Gonzalo

Lord Henry dijo...

¿Y Gallina, esta mañana, diciendo que se enteró del apriete por los diarios? Son de cuarta...

Muy buena la imagen de Grondona/Corleone.

Un abrazo

Nicolas M dijo...

empresa de reformas en madrid

reformar cocina

reformar baño

reformar casa

reformar local comercial

reformar piso en madrid